Cuando un perro tiene miedo o fobia a una situación, objeto, personas o perros no existe un tratamiento generalizable, el mejor es individual. Sin embargo, sí existen una serie de errores comunes que debemos evitar cometer.

  1. Las tres respuestas de miedo: Fight, fly , freeze
  2. Pautas generales

Las tres respuestas de miedo

Cuando imaginas un perro con miedo puede que te venga a la cabeza alguna de estas imágenes: un perro huyendo o un perro encogiéndose y temblando, ¿verdad? Pocas veces pensamos en miedos y nos imaginamos a un perro ladrando o erizado y mostrando sus dientes. Muchas veces la emoción que está detrás de esos tres comportamientos es la misma: el miedo, las inseguridades.

El miedo, como todas las emociones que experimentamos, tiene una función. En su caso es mantenernos con vida, sorteando las amenazas que enfrentamos en nuestro día a dia. En ocasiones experimentamos miedo hacia cosas que no son realmente amenazantes (por ejemplo, una tormenta o el miedo a hablar en público). Lo importante es cómo nuestro cerebro procesa esos eventos, si los considera amenaza, aparecerá el miedo y querremos no repetir esos eventos.

A lo largo de la historia hemos desarrollado (nosotros y el resto de animales) tres respuestas de miedo con el fin de evitar esos eventos. Estas han sido descritas por la comunidad científica como:

  • Fight: (“pelear” en inglés). Hace referencia a esa respuesta de CONFRONTACIÓN, cuando un perro se topa con algo que teme y trata de alejar ese algo: ladra a personas o a perros, gruñe, muestra sus dientes… Son respuestas confrontativas ante lo que considera una amenaza.
semáforo emocional
fight o respuesta confrontativa de miedo
  • Fly: (“volar” en inglés”). Hace referencia a la respuesta de EVITACIÓN de los estímulos o situaciones que nos dan miedo. Puede apreciarse como un perro que se aleja, que evita con la mirada, que gira su cuerpo o su cabeza,…
  • Freeze (“congelarse”). Es la respuesta de EVITACIÓN PASIVA. No se muestra a un perro con una conducta activa de huída, sino más bien un perro que no se mueve. A menudo se confunde con que “esté a gusto” cuando en realidad, suele aparecer cuando un perro tiene mucho pero que mucho miedo.

Pautas generales

  1. NO LE INUNDES CON ESA SITUACIÓN PORQUE NO SE LE PASARÁ. Mucha gente piensa que para quitarle el miedo al agua a su perro, por ejemplo, lo mejor es lanzarle a una piscina, o cogerlo en brazos y meterlo en un río o bañera. No, de esta manera no vencerá al miedo. Probablemente se convierta en un suceso traumático que deje una huella emocional en su mente y lo que antes era un pequeño rechazo ahora sea una fobia y un problema complejo de resolver.
  2. NO UTILICES EL ENGAÑO para convencerle y que se exponga.
  3. NO LE DEJES SIN ESCAPATORIA. Cuando un perro tiene miedo, seguramente intente huir o librarse de eso que le provoca miedo. Si no puede alejarse porque está atado o porque no tiene salida, quizá decida enfrentar aquello que le da miedo intentando alejarlo y comience a ladrar, o puede que agreda. No es una buena idea llevar a nuestro perro hasta esa situación.
  4. SI TIENE MUCHO MIEDO NO LE PIDAS NADA, NO PUEDE ESCUCHARTE. Si no has leído el post sobre el semáforo emocional te recomiendo que lo hagas.
  5. CONTACTA CON UN PROFESIONAL. Sólo un profesional actualizado podrá ayudaros a gestionar mejor los problemas emocionales de miedo de tu perro.

Me gustaría añadir también que, a menudo, cometemos un error que cada vez está más de moda en internet y es hacer bromas respecto a situaciones en las que nuestros perros sufren miedo. Si alguna vez has cometido este error pero te gustaría tener la oportunidad de aprender a ayudar a tu peludo de verdad, ponte en contacto conmigo.

¿Qué te ha parecido? Te animo a leer este artículo para saber por qué no podemos castigar ni reforzar el miedo cuando acariciamos o no a nuestro perro. También tienes disponible un artículo completo sobre el miedo a los petardos en los perros y pautas completas sobre cómo actuar aquí.

Si deseas obetener más información sobre los miedos, una buena opción es realizar una formación online con seguimiento individual. Con este objetivo nace el curso Vikindogs, para perros con miedos y reactividad.

El objetivo del curso Vikindogs es darte herramientas a ti y a tu perro con miedos o reactividad para mejorar vuestra convivencia.

Espero que haya sido de tu interés, no olvides seguirme en Instagram o Facebook ya que constantemente tendrás acceso a contenido de educación canina 100% gratuito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros posts sobre Problemas de Comportamiento:

perro con depresion
Problemas emocionales

Signos de depresión en perros

Todas las emociones tienen un sentido adaptativo, aunque en ocasiones, surgen en contextos en los que no ayudan al individuo a sobrevivir en un ambiente determinado y se vuelven desadaptativas.

Ver post »

Si quieres que te ayude con la educación de tu perro, no dudes en contactar conmigo :)

¿Quieres aprender con contenido GRATUITO?

¡Sígueme en redes sociales!

o apúntate a mi newsletter y recibe ofertas exclusivas:

Carrito de compra
Ir arriba
Abrir chat Whatsapp
¡Hola! Soy Paula, La Perropeuta 👋
¿Necesitas que te eche una pata?
Pregúntame lo que quieras sin ningún tipo de compromiso, para eso estoy aquí 😊
Horario: L-V 9h a 20h / S: 10h a 13h