¿Mi perro es reactivo?

Contenido:

Si estás leyendo este artículo quizá no sea el primero que consultas. Incluso muchos parecen un copia y pega donde tampoco te cuentan nada muy relevante. Realmente quiero que tengas una idea mucho más clara acerca de la “reactividad” al finalizar tu lectura, prometo no enrollarme pero sí explicar algunas cosas importantes.

1. Qué es eso de la reactividad

La reactividad es simplemente la capacidad para reaccionar a algo.

Quiero decir, hemos inventado una etiqueta muy mal nombrá para lo que queremos realmente decir.

Aunque normalmente cuando inventamos etiquetas mal nombradas realmente no tenemos muy claro lo que queremos decir, como ocurre con la famosa “dominancia” y “sumisión” (te dejo esto por aquí por si te interesa leerlo luego: “La dominancia en los perros ¿un mito?“).

Volviendo a lo anterior, si la reactividad es la capacidad de reaccionar a cosas todos somos reactivos, no? – Yaaaa Paula pero en realidad se refiere a la reacción EXCESIVA.

Espera, espera… ¿quiere decir que cuando un perro muerde es reactivo porque muestra una respuesta excesiva?

2. ¿Los perros que muerden son reactivos?

Bien, realmente tendemos a interpretar si una reacción es excesiva o no por su intensidad. ¿Si una reacción es intensa entonces es excesiva? No para mí. Un perro puede morder y a pesar de que esto sea una respuesta intensa que no sea para nada excesiva. Puede que un mordisco en varias circunstancias sea lo más ajustado y proporcionado que un perro puede hacer. Por ejemplo, si ya ha avisado varias veces de algo que no le gusta y se le continúa ignorando. Te muestro un ejemplo con un vídeo viral:

En este vídeo el perro mira fijamente a la desconocida y pone su cuerpo en tensión. Se aproxima a ella para entender quién es y por qué le está tocando pero al ver que la mujer continúa, le dice que se vaya de una manera más contundente.

Entonces, si un perro puede morder sin ser una reacción intensa, quiere decir que ¿hay perros que muerden pero que no por ello son reactivos? Ese es mi argumento.

3. ¿Cuál es el origen de la reactividad?

Las respuestas emocionales intensas suelen tener su causa en la inseguridad o el miedo. La mayoría de perros reactivos lo son porque no pueden dar respuestas ajustadas o proporcionadas por el peligro que sienten en ciertas situaciones. También pueden originarse por la frustración o hiperexcitación.

Cuando un perro se les acerca, cuando una persona les saluda, cuando ven pasar una bicicleta,… si no se sienten seguros puede que su comportamiento no sea muy proporcionado en estas circunstancias y no sepan graduar su respuesta.

  1. Reactividad por miedo: Un perro puede mostrar reactividad por miedo cuando se enfrenta a situaciones o estímulos que percibe como amenazantes, como ruidos fuertes, personas desconocidas o perros grandes. Esta reacción puede manifestarse a través de ladridos excesivos, gruñidos, mostrar los dientes o intentar huir.
  2. Reactividad por frustración: La reactividad por frustración ocurre cuando un perro no puede acceder a algo que desea, como acercarse a otro perro durante un paseo. Esto puede provocar ladridos, saltos, tirar de la correa o mostrar agresividad hacia el objeto de deseo.
  3. Reactividad territorial: Algunos perros pueden mostrar reactividad territorial al proteger su espacio, como el hogar o el coche, de intrusos percibidos. Esto puede manifestarse a través de ladridos agresivos, gruñidos o incluso intentos de morder a personas u otros animales que se acerquen.
  4. Reactividad por sobreexcitación: La sobreexcitación puede llevar a la reactividad en algunos perros, especialmente durante el juego o situaciones de alta estimulación. Esto puede resultar en comportamientos impulsivos, como saltar, ladrar frenéticamente o tener dificultades para calmarse.

3. ¿Cómo identificar entonces la reactividad?

Identificaremos la reactividad como comportamientos muy poco proporcionados a las situaciones que el perro vive.

Algunos ejemplos frecuentes son:

Estos son solo algunos ejemplos de reactividad canina, y es importante abordar este comportamiento de manera adecuada para ayudar al perro a gestionar sus emociones y reacciones de forma positiva. Si tu perro muestra signos de reactividad, es recomendable buscar la ayuda de un profesional canino especialista en el tratamiento TERAPÉUTICO y no centrado en la modificación de la conducta (ya que eso no aborda la raíz emocional del problema).

  • Ladridos a vehículos o personas en movimiento
  • Marcajes con los dientes a perros o personas
  • Tensión corporal elevada
  • Tirones de correa cuando detecta los estímulos que le alteran
  • No parece poder escuchar en esas situaciones
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn

Otros posts sobre Problemas de Comportamiento:

Problemas emocionales

El semáforo emocional

¿Qué es un semáforo emocional? Todos deberíamos llevar uno incorporado. De hecho, todos lo tenemos (perros, humanos y hasta hormigas). Cuando experimentamos emociones estas pueden surgir con mayor o menor

Ver post »
perro con ansiedad por separación
Problemas emocionales

Ansiedad por separación

¿Sabrías reconocerla? Factores de riesgo que pueden desarrollarla. Diferenciar la ansiedad de otras causas. En qué puede consistir el tratamiento. ¿Sabrías reconocer la ansiedad por separación? El trastorno de ansiedad

Ver post »

Si quieres que te ayude con la educación de tu perro, no dudes en contactar conmigo :)

Carrito de compra
Scroll al inicio

Apúntate a las cartas de La Perropeuta

Abrir chat Whatsapp
¡Hola! Soy Paula, La Perropeuta 👋
¿Te echo una pata?
Pregunta sin compromiso, para eso estoy aquí 😊
Horario: L-V 9h a 20h / S: 10h a 13h