Los gruñidos y mordiscos durante el juego y las conductas predatorias no son formas de agresividad, sino efectivamente formas de juego, relación social o entretenimiento. Si fuera de estas situaciones se dan comportamientos que pudieran interpretarse como agresivos debes saber lo siguiente:

Cuando un perro muestra conductas agresivas estas son solo la punta del iceberg. Es necesario profundizar en el problema ya que este es multicausal y de resolución compleja. Además, el hecho de que haya alcanzado una expresión tan radical de rechazo puede suele estar relacionado con haber ignorado en repetidas ocasiones otras expresiones más leves de rechazo. Conocer el lenguaje canino es imprescindible para poder convivir con ellos.

A menudo tendemos a asociar agresividad con dominancia, cuando en la inmensa mayoría de los casos no están para nada relacionadas. La dominancia existe, pero no es como nos la habían contado siempre los programas de televisión o como algunas ramas de adiestramiento y obediencia divulgan. La dominancia existe y tiene un sentido práctico en momentos cortos y muy determinados, puedes informarte mejor leyendo el siguiente post.

¿Por qué entonces continuamos  hablando de “perros dominantes” cuando observamos un comportamiento  agresivo? ¿No puede un perro acaso, mostrarse agresivo para defender un  recurso que le pertenece en ese momento sin que por ello pretenda defender su “posición social”? ¿Tiene que ver esta interpretación con nuestro sesgo como especie? Los perros también tienen derecho a decir “no” y no por ello son agresivos.

Sin embargo, vamos a analizar algunas de las posibles causas de conductas agresivas pueden ser las siguientes:

  • Educación basada en el castigo. La educación que no está basada en el respeto mutuo, el conocimiento de nuestro perro (te sorprendería saber la cantidad de personas que creen conocer a su perro y tras años de convivencia en una sesión de educación canina se dan cuenta por primera vez de a quién tienen delante) y el establecimiento de unas normas CONSENSUADAS y no UNIDIRECCIONALES (yo respeto tus límites para que tú respetes los míos).
  • Factores genéticos como rasgos de personalidad.
  • Estrés perinatal, la madre transmite a las crías altos niveles de cortisol que tienen consecuencias morfofuncionales y comportamentales en ellas cuando nacen y se desarrollan.
  • Falta de consistencia y predictibilidad en la educación que le proporcionamos.
  • Factores hormonales. El celo en las hembras o los picos de testosterona en machos provocan desequilibrios en su comportamiento que pueden tener como consecuencia episodios agresivos.
  • Aprendizaje: “cuando digo que esto no me gusta no me hacen caso”-> gruñe o muerde -> “esta estrategia sí funciona”
  • Enfermedades: como el síndrome de cushing pueden aumentar el valor de ciertos recursos y que el perro los defienda. También un mal funcionamiento de la glándula tiroides o algunas enfermedades neurológicas.
  • Dolor: piensa en cómo te encuentras tú cuando te encuentras con verdadero dolor. Algunas personas no son conscientes de que su perro tiene dolor porque este no les deja acercarse.
  • Conducta maternal: está facilitada por la prolactina, por tanto, puede aparecer en la fase de lactancia o también en pseudogestaciones (más popularmente conocidas como embarazos psicológicos).
  • Conflicto social y competitividad por los recursos. Te recomiendo que leas el siguiente post.

Aunque el tratamiento y el pronóstico variará en función a cada perro y los factores que inciden en su conducta, el pronóstico es mejor cuanto antes se aborde el problema y cuanta menor impulsividad presente el perro en la conducta. ¿A qué me refiero con esto?

Si hemos ignorado en repetidas ocasiones las conductas que un perro realiza para intentar alejarnos porque hay algo que no le gusta en la situación, optará por emitir conductas cada vez más claras. Os pongo un ejemplo de cómo sería el proceso de escalada en la agresividad:

Señales de estrés, miedo o conflicto social

Evitación

Inmovilidad estática

Tensión (rigidez, ladridos, piloerección)

Gruñir y/o levantar belfos

Marcaje

Mordida

Como observáis, un perro ha podido realizar muchas conductas que avisan del conflicto antes de morder, aunque este es sólo un ejemplo. Aprender a LEER su lenguaje corporal resultará fundamental para el tratamiento de la agresividad, sea cual sea la causa.

Además, os quiero compartir algunas recomendaciones GENERALES de prevención:

  1. En el caso de adoptar un cachorro, no hacerlo antes de las 12 semanas de vida (incluso esto me parece poco), evitando un destete precoz y socialización primaria empobrecida (siempre que las condiciones en las que se encuentre hasta ese momento sean las adecuadas).
  2. Una vez adoptado, permitir una socialización positiva con personas (niños y adultos) y con otros perros, priorizando la CALIDAD de las interacciones y encuentros a la CANTIDAD.
  3. Formarnos en comunicación y lenguaje canino, a través de lecturas y profesionales, con el fin de ENTENDER lo que nuestro perro dice.
  4. Asegurarnos de que sus necesidades y bienestar están cubiertos:
  1. No molestar a los perros mientras comen o descansan, ni forzar los contactos (caricias), con mayor motivo en animales miedosos.
  2. Establecer un vínculo sano con el perro a través del afecto, el juego y las actividades al aire libre, constituyendo para él una referencia de calma y seguridad.
  3. Construir unas normas consensuadas, claras y consistentes, evitando la variación arbitraria de ellas que genera confusión y frustración. Estas normas deben ser bidireccionales, no como acostumbramos a pensar (“yo formulo las normas, mi perro las obedece”).
  4. En caso de querer educarle, buscar a un profesional que trabaje desde el RESPETO al perro y sin el uso de castigo.
  5. No usar la fuerza ni los gritos para corregir los comportamientos indeseados, incluidas las señales de agresividad.
  6. Proporcionar los cuidados veterinarios necesarios y poner en sus manos posibles procesos de dolor.
  7. Contactar con un especialista en caso de aparición de conductas agresivas.

Si te ha gustado comparte, si te sientes identificado o tienes dudas comenta. ¡Aquí estamos!

Espero que haya sido de tu interés, no olvides seguirme en Instagram o Facebook ya que constantemente tendrás acceso a contenido de educación canina 100% gratuito.

4 comentarios en “Mi perro es “agresivo””

  1. Buenos días,
    Mii perrito Tango tiene ahora casi 8 meses, y reacciona con los niños de formar exagerada y reactiva aunque en ocasiones vengan sólo amigablemente a conocerlo. Les ladra y se avanza para que no se acerquen. Luego es cierto que una vez que el niño le deja oler sus manos, el perro no hace nada y se deja acariciar.. Aunque en general es desconfiado y no de primera se deja acariciar por cualquiera. Es un perro reactivo, o eso creo con todo lo que he leído aquí y en otros sitios, debido a que sus reacciones tienden a ser desmedidas en comparación con lo que está sucediendo; si estamos en la calle y ve a un perro muchas veces le ladra pero luego si ese perro se acerca, se tranquiliza, se huelen y juega si es necesario. No sé cómo puedo ayudarlo a mejorar y reducir esas conductas.
    Un saludo

    1. ¡Saludos Marta! Muchas gracias por tu comentario. Muchas veces esas “reacciones exageradas” se deben a un miedo bastante alto. Piensa por un momento esta situación: si estuvieras en el parque con Tango y vieras aparecer a lo lejos a dos encapuchados armados probablemente tratarías de huir rápidamente, aunque a Tango esto no le preocupase en absoluto. Para Tango los niños son un potencial peligro y trata de alejarlos. Para ayudarle debes recurrir a terapia canina, buscar a alguien especializado en el tratamiento de este tipo de emociones. Si quieres información sobre mi manera de trabajar no dudes en ponerte en contacto a través del formulario de contacto o del whatsapp. UN saludo

  2. Hola.
    Me ha resultado muy interesante el post y quería contarle nuestro caso.
    Mi perra tiene 6 años, es un cruce de Pitbull, y es muy cariñosa una vez te huele y te conoce.
    Ha mostrado signos de agresividad y dominancia desde que, siendo cachorra, sufrió una mordida en un pipican.
    Desde entonces, es muy desconfiada cuando desconoce a la persona o animal con la que se encuentra.
    Se muestra tensa y preparada para atacar mientras ladra con mucha energía.
    Está relativamente adiestrada: obedece órdenes básicas como sit, plas, la patita, etc. Y otras más complejas como no comenzar a comer hasta que le damos permiso y no ir a por el juguete, una vez lo hemos lanzado, hasta que le damos la orden.
    Desde hace un tiempo, intentamos corregir los ladridos por la calle sentándola y acariciándola hasta que se calma, pero, sobre todo en la zona del portal y alrededores, es muy protectora. Y aún más en la casa con invitados y vecinos.
    Espero pueda darme alguna recomendación.
    Un saludo y muchas gracias.

    1. Saludos Alfonso y gracias por el comentario. Como comento en el post, lo fundamental es enfocarse en la causa, en el “por qué” de esa conducta en nuestro perro. El adiestramiento tradicional en este caso, no creo que ayude a tu perra a mejorar la gestión de las emociones que la llevan a mostrar esas conductas. Te planteo una pregunta: piensa en el momento de tu vida en el que más miedo hayas sentido. ¿Te ayudaría en algo que una persona de tu confianza te dijera que te tranquilizases para luego darte 5€? Si la causa de estas conductas es el miedo, no estamos enfocados en mejorar la situación. Te recomiendo ponerte en manos de un profesional ACTUALIZADO y basado en educación canina respetuosa. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros posts sobre Problemas de Comportamiento:

perro con celos
Problemas emocionales

¿Los perros tienen celos?

Interesante cuestión, ya que habitualmente atribuimos esta emoción tan “humana” a un animal tan distinto de nosotros: el perro. ¿No estaré humanizándole? Los perros son animales sociales y por tanto

Ver post »

Si quieres que te ayude con la educación de tu perro, no dudes en contactar conmigo :)

¿Quieres aprender con contenido GRATUITO?

¡Sígueme en redes sociales!

o apúntate a mi newsletter y recibe ofertas exclusivas:

Carrito de compra
Ir arriba
Abrir chat Whatsapp
¡Hola! Soy Paula, La Perropeuta 👋
¿Necesitas que te eche una pata?
Pregúntame lo que quieras sin ningún tipo de compromiso, para eso estoy aquí 😊
Horario: L-V 9h a 20h / S: 10h a 13h