• ¿Sabes identificar el estrés en ti?
  • El estrés en los perros.
  • Cómo funciona el estrés.
  • Tipos de estrés.
  • Posibles tratamientos.

El estrés es un ESTADO de activación del organismo con el fin de prepararlo para responder a una posible amenaza o un evento que nos pone en alerta.

A lo largo del día, los perros experimentan CONSTANTEMENTE picos de estrés. Por ejemplo, si un perro está durmiendo en el sofá conmigo y yo me levanto, seguramente abra un ojo para ver qué hago. Eso es un mínimo pico de estrés, ya que es una respuesta ligera de alerta ante algo que ocurre. Un pico puede ser pequeño o grande, como el que tendría lugar tras un buen susto (por ejemplo, que se caiga algo en una habitación de la casa donde no hay nadie).

¿Sabes identificar el estrés en ti?

Muchas veces los perros sufren cuando nosotros tenemos estrés ya que esto les afecta directamente. Saber escuchar a nuestro cuerpo y las señales que nos da son el primer paso que debemos dar antes de enfocarnos en las señales que da nuestro perro.

Cada persona manifiesta el estrés de manera diferente, pero quizá puedas identificar algunos de estos síntomas:

  • Rigidez en el cuello o la mandíbula.
  • Problemas digestivos, diarrea o estreñimiento.
  • Problemas dermatológicos.
  • Caída excesiva de pelo.
  • Sensación de cansancio.
  • Problemas para dormir o sueño en exceso.
  • Dolor de cabeza o de estómago.
  • Irritabilidad.
  • Palpitaciones.
  • Cambios en la ingesta de comida (disminución o incremento).
  • Baja energía.

Aprender a identificar en nosotros ese estrés puede constituir una grandísima ayuda para la convivencia con nuestro perro, ya que de ese modo podrás regular tu conducta: “hoy estoy tremendamente nerviosa por lo que ha ocurrido en el trabajo, no voy a poder ayudar a mi perro correctamente en sus problemas, así que vamos a evitarlos”. No todas las personas identifican del mismo modo los signos de estrés en ellas mismas, aunque esto puede practicarse.

El estrés en los perros

Con los perros pasa algo parecido que con nosotros: cada uno es diferente y sufre y muestra el estrés de modos distintos. Dependiendo de la sensibilidad del perro podemos observar:

  • Respuesta exagerada a ciertos estímulos o situaciones.
  • Hiperactividad.
  • Persiguen animales, personas u objetos en movimiento.
  • Hipersalivación, polidipsia o poliura (consumo excesivo de agua o comida).
  • Temblores.
  • Dilatación de sus pupilas.
  • Jadeos.
  • Respuestas de evitación o confrontación.
  • Cambios en su conducta de juego (disminuye o se intensifica).
  • Problemas de sueño o descanso.
  • Problemas digestivos: diarreas frecuentes, intolerancias alimentarias…
  • Problemas dermatológicos: alergias, picores…
  • Irritabilidad.

Un problema muy frecuente en el estrés canino es que se confunde habitualmente con la personalidad del perro. A menudo perros con problemas de estrés graves y cronificados, cuando acuden a terapia las familias no son conscientes de ellos y piensan que en realidad sus perros “son así” (así de nerviosos, así de impulsivos, así de dependientes, así de inseguros, así de… un largo etc). Incluso es frecuente que problemas de salud física cronificados nunca se asocien al estrés (alergias, problemas digestivos…).

“Pero si mi perro tiene todas las comodidades posibles, ¿cómo es posible que tenga estrés?”

Creo que con esta respuesta podemos empatizar mucho también. Recientemente hemos podido experimentar cómo es una vida repleta de comodidades pero con las libertades muy restringidas (en el confinamiento).

Los perros necesitan libertad y capacidad de toma de decisiones (aunque bajo nuestra vigilancia especialmente en las primeras etapas de su vida).

La falta de libertad afecta a su capacidad de desarrollar las conductas propias de su especie y, por tanto, a su salud.

Cómo funciona el estrés

El cortisol, que es una de las sustancias que intervienen en el proceso de estrés (junto a otras como la adrenalina y noradrenalina) una vez liberado al organismo permanece entre 60 y 90 minutos. Es decir, que por ejemplo, si recién levantado un perro (donde ya hay un pico de estrés natural debido a su ritmo circadiano) se produce un evento estresante, un perro sano tardaría entre 60 y 90 minutos en recuperarse fisiológicamente.

Debemos tener en cuenta este efecto acumulativo ya que si el día a día de un perro le produce altos niveles de estrés las tardes/noches suelen ser los periodos de mayor estrés basal. POR LO TANTO, TODO LO QUE SUBE DEBE BAJAR. El estrés de mi perro debe ir disminuyendo tras subidas.

Muchos perros puede gestionar ese estrés sin ayuda, de manera autónoma. Sin embargo, individuos jóvenes o que han sido expuestos en su infancia o en momentos recientes a eventos estresantes pueden tener dificultades y necesitar de nuestra gestión.

Ilustración realizada en conjunto por Jokin de @_perroastronauta_ y Eider de @zintzoaeducacion.

¿Qué ocurre cuando el cuerpo se estresa?

  • Respuesta hormonal: liberación de glucocorticoides que aumentan la disponibilidad de glucosa en sangre, inhiben las reacciones inflamatorias, aumentan la liberación de calcio, fosfatos y lípidos.
  • Respuesta nerviosa: activación del sistema nervioso simpático, que libera a su vez adrenalina y noradrenalina.
    • Dilatación de las pupilas.
    • Dilatación bronquial.
    • Movilización de los ácidos grasos (más lípidos).
    • Aumento de la coagulación.
    • Incremento del rendimiento cardíaco (puede provocar hipertensión arterial).
    • Vasodilatación muscular y vasoconstricción cutánea.
    • Reducción de los niveles de estrógenos y testosterona.
    • Inhibición de la secreción de prolactina.
    • Incremento de la producción de tiroxina, que favorece el metabolismo energético, la síntesis de proteínas, etc.

Veamos cuánto conoces sobre lenguaje canino con un ejemplo muy sencillo: ¿cómo dirías que se encuentra Berta en esta imagen?

Es difícil saberlo al 100% solo observando una imagen pero si conoces el lenguaje canino y a tu perro, podrás ver las señales adecuadas. En el caso de Berta, estos son los indicadores de estrés:

  • Cabeza ladeada (evitando el contacto visual).
  • Babeo.
  • Mirada preocupada.

Tipos de estrés

Podemos distinguir dos tipos de estrés:

  • Estrés agudo o puntual (como el que surge tras un encontronazo con un perro en la calle).
  • Estrés sostenido, acumulativo (que se produce cuando, día tras día, no conseguimos disminuir esas hormonas y neurotransmisores de los que te he hablado mediante actividades relajantes). El estrés sostenido puede dar lugar a otros problemas emocionales o comportamentales (ansiedad por separación, agresividad…). Puedes leer más sobre ello en esta sección.

La relación entre el estrés y la ansiedad: cuando sabes que un evento estresante va a suceder.

Este evento estresante no tiene por qué ser algo negativo. Solemos asociar el estrés a emociones negativas y esto no es así en todas las ocasiones.

Puede que a nuestro perro le genere ansiedad saber que nos estamos acercando a su zona de paseo favorita, donde se producen picos de estrés muy altos y libera gran cantidad de dopamina mientras realiza su actividad favorita (jugar con otros perros, buscar presas, estar con alguien a quien quiere mucho…).

¿Cómo disminuir esta ansiedad? Deberíamos empezar por plantearnos lo siguiente:

  • ¿qué significa esa actividad en la vida de tu perro?
  • ¿tiene otras actividades disponibles con un significado similar?
  • ¿con qué frecuencia realiza unas y otras?
  • ¿tiene un inicio y final concreto?
  • ¿qué siente tu perro cuando la realiza?

Posibles tratamientos

PARA EL ESTRÉS AGUDO:

  • PREVENIR. Debemos preveer cuándo va a ocurrir un evento estresante agudo para nuestro perro y ayudar a que ese evento sea menos estresante. Por ejemplo: si va a llegar un nuevo miembro a la familia preparar ese nuevo escenario. Podemos preparar el entorno para que no tengan que estar siempre juntos, replanificar rutinas para que puedan hacer actividades juntos pero conservar al menos parte del tiempo que nuestro perro tenía en individual. Presentarlos poco a poco…
  • PASEOS DE DESCOMPRESIÓN: ver este artículo.

PARA EL ESTRÉS SOSTENIDO:

  • IDENTIFICAR. ¿Cuáles son los estresores diarios? Haz un ejercicio: dibuja una gráfica por picos de los momentos en los que tu perro se estresa y nombra cada pico con el evento que lo estresó. Haz los picos más grandes cuanto mayor sea la respuesta de estrés. Hazlo tres días, luego analiza lo que has dibujado.
  • REGULAR. Vamos a hacer que esos estresores desaparezcan o se minimicen. ¿Podemos evitarlos? ¿podemos minimizar su intensidad tomando distancia o poniendo barreras?
  • AFRONTAMIENTO. Le damos herramientas a nuestro perro para afrontar mejor esos eventos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros posts sobre Problemas de Comportamiento:

perro haciendo pis
Problemas emocionales

Mi perro se hace pis en casa

Existen muchas causas para esta conducta si estamos hablando de un perro adulto: Falta de control de esfínteres. La causa más común en el caso de los cachorros, poco frecuentemente

Ver post »
perro con miedo
Problemas emocionales

Mi perro tiene miedo

Cuando un perro tiene miedo o fobia a una situación, objeto, personas o perros no existe un tratamiento generalizable, el mejor es individual. Sin embargo, sí existen una serie de

Ver post »

Si quieres que te ayude con la educación de tu perro, no dudes en contactar conmigo :)

¿Quieres aprender con contenido GRATUITO?

¡Sígueme en redes sociales!

o apúntate a mi newsletter y recibe ofertas exclusivas:

Carrito de compra
Ir arriba
Abrir chat Whatsapp
¡Hola! Soy Paula, La Perropeuta 👋
¿Necesitas que te eche una pata?
Pregúntame lo que quieras sin ningún tipo de compromiso, para eso estoy aquí 😊
Horario: L-V 9h a 20h / S: 10h a 13h